Intel trae a Barcelona el primer PC con conexión 5G
5 marzo, 2018
Copiar el notch del iPhone X no tiene sentido si se hace por las razones equivocadas
7 marzo, 2018

En la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN) en Ginebra, físicos de primer nivel exploran la estructura fundamental del universo, manejando conceptos como la antimateria y el bosón de Higgs. Sin embargo, la ciencia básica también puede ser una fuente de respuestas tecnológicas a problemas humanitarios y de desarrollo global. Con el objetivo de conectar la ciencia de altos vuelos con la innovación social, el CERN ha acogido la IV Challenge-Based Innovation (CBI), un programa de formación experimental impulsado junto con la escuela de negocios Esade, la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) y la escuela superior de diseño IED Barcelona, entre otros centros internacionales. Permitir a los refugiados probar sus credenciales académicas y preparar al personal humanitario para trabajar en catástrofes y conflictos son dos de los proyectos alumbrados por el maridaje entre ciencia e innovación social.

jon
jon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *