La era dorada del PC quedó atrás
1 marzo, 2018
¿Quién guarda los datos de iCloud?: la nube de Apple no está en Apple, sino en Google (y Amazon)
1 marzo, 2018

Estrella siempre ha esperado con ilusión la llegada del viernes. Para esta empleada del hogar filipina que trabaja en Dubái, no sólo es su día de descanso semanal, sino también cuando puede coincidir con sus hijas a través de Skype. Hasta ahora, porque las dos empresas proveedoras de internet de Emiratos Árabes Unidos (EAU) han bloqueado desde principios de año el acceso a esa aplicación y otras que facilitan comunicaciones gratuitas. “Es una faena”, lamenta Estrella, “ahora para hablar tengo que comprar recargas de teléfono y, además de ser caro, no es lo mismo que verlas”.

Como Estrella, varios millones de trabajadores inmigrantes (8,3 de los 9,4 millones de habitantes de EAU son extranjeros) se han encontrado con la misma frustración. Pero además, hay numerosos autónomos y pequeños empresarios que utilizan esos servicios para comunicarse con socios, proveedores o clientes en todo el mundo. Sólo hay que asomarse a las redes sociales y buscar bajo la etiqueta #Skypeban para apreciar el alcance del enfado. Y eso teniendo en cuenta que la legislación local desincentiva cualquier tipo de queja pública.

jon
jon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *